Cartas a destiempo

Aprendí a transformar el dolor en algo digno de ser admirado. Recogí los pedazos que dejaste de mi y me transforme en arte. ¿Ves mis lágrimas transformadas en poesía? Esta no sólo es mi manera de llorar, es mi manera de sobrevivir.
— Edimar HerCor (via cartas-a-destiempo)
Al momento de abrazarlo supe que no quería escribir nunca sobre él; escribir sobre él significaría la presencia de tristeza, significaría que algo habría salido mal entre nosotros. Yo no quería escribir sobre él; quería su sonrisa, quería sus momentos, vaya, quería hasta afrontar mis temores a su lado, sin embargo, aquí estoy… dedicándole mis letras a la distancia, porque la vida es así, arrebata, te recuerda constantemente que se debe luchar por lo que se quiere. Y aquí me tiene armada con letras, luchando para no perder la esperanza de volverlo a abrazar.
— En las nubes, Edimar HerCor (via cartas-a-destiempo)
Le escribo estas líneas a manera de confesión, ya que no encontré otra manera de decirle -sin que los nervios o alguna broma me traicionara- que ahora que lo he visto, lo he besado, he escuchado su voz y he despertado con sus mensajes de buenos días; ahora que tengo la certeza de que usted me quiere de la misma forma en que yo lo quiero, tengo miedo de que la vida, o ese destino que nos fuimos creando lo aleje de mí. Tengo miedo de la distancia, de borrarle esos dos puntos suspensivos a nuestra historia; y es que nunca se lo dije, pero aunque suene cursi, yo esperaba poder darle eso que usted estaba buscando, eso que los dos estábamos buscando sin siquiera saber que era… eso que encontré cuando lo conocí.
— En las nubes, Edimar HerCor (via cartas-a-destiempo)
Usted y su habilidad de estar en mi mente todo el día, de hacerme suspirar; de quitarme el sueño imaginando el precioso día en que vuelva a besarlo. Usted y su habilidad para enamorarme cada día más, para hacerme sentir inmensamente feliz con cada detalle que tiene conmigo. Usted y su habilidad de ser el hombre que siempre soñé y mucho más… y yo, yo y mi debilidad por esa sonrisa. Yo y mi debilidad por usted.
— En las nubes, Edimar HerCor (via cartas-a-destiempo)

bueno solo le quiero decir que si los dos nos queremos por que no vamos a estar juntos? pero no se si sea buena idea que tal si el ya no quiere :( o tu como le dirías?. la "razón" por la cual terminamos fue sobre una mentira que invento una "amiga" pero la verdad yo solo estaba buscando un pretexto para terminarlo pero estoy sumamente arrepentida! deje ir a alguien maravilloso. bueno como le dirías tu que si podemos estar juntos otra ves? te lo agradezco muchas gracias!!!!!

Anónimo

Hay que tener cuidado con lo que se desea…

Convendría dejarlo seguir adelante y que encuentre a una persona que no tenga que perderlo para darse cuenta de que es un hombre maravilloso.

- Cartas a destiempo, Edimar HerCor 

- Cartas a destiempo, Edimar HerCor 

hola,saludos! como estas?

Hola :) muy bien, gracias.

Saludos!

¿Qué se supone que debes estar haciendo en este momento?

Es domingo así que debería estar en pijama todo el día flojeando, y eso es lo que estoy haciendo :)

17. ¿Cuándo fue la última vez que lloraste?

Anónimo

Ayer, y fueron lágrimas de felicidad :)

Tuvimos la misma opción, pudimos ignorarnos, pudimos simplemente no ser; ambos sin saberlo nos elegimos y aquí estamos, ante todas las improbabilidades, demostrando que cuando alguien está destinado a ser, es. Tú y yo somos.
— En las nubes, Edimar HerCor
- Cartas a destiempo, Edimar HerCor

- Cartas a destiempo, Edimar HerCor

¿Alguna vez has sentido que el mundo se detiene? Y no me refiero a la idea romántica de que el tiempo y todo a tu al rededor se congela cuando encuentras al amor de tu vida; no, el tiempo sigue su curso, todo se sigue moviendo a tu al rededor, pero simplemente no te importa, te detienes a observar como todo se mueve lentamente mientras tu vida se pausa. El mundo podría colapsar, tú avión está a punto de partir, pero no importa porque la vida tal como la conocías acaba de terminar y tienes ese minuto perfecto para admirar lo que el destino ha puesto frente a ti.
Él me besó y el mundo se detuvo, podría sentarme a explicar como sus suaves labios se acercaron a los míos creando lo más hermoso que jamás creí llegar a sentir, o podría decir que fue ese justo momento en el que me di cuenta que estaba enamorada y ya no quería separarme nunca más de él. podría hablar de los detalles que hicieron perfecto el momento: sus manos, los suspiros, aquellos nervios bonitos; en fin, podría hacer una lista de porqué sus besos son perfección, pero me limitaré a decir que él me besó y el mundo se detuvo, ya no quiero besar a nadie más.
— En las nubes, Edimar HerCor