Cartas a destiempo

En las nubes

51 notas

Le escribo estas líneas a manera de confesión, ya que no encontré otra manera de decirle -sin que los nervios o alguna broma me traicionara- que ahora que lo he visto, lo he besado, he escuchado su voz y he despertado con sus mensajes de buenos días; ahora que tengo la certeza de que usted me quiere de la misma forma en que yo lo quiero, tengo miedo de que la vida, o ese destino que nos fuimos creando lo aleje de mí. Tengo miedo de la distancia, de borrarle esos dos puntos suspensivos a nuestra historia; y es que nunca se lo dije, pero aunque suene cursi, yo esperaba poder darle eso que usted estaba buscando, eso que los dos estábamos buscando sin siquiera saber que era… eso que encontré cuando lo conocí.
En las nubes, Edimar HerCor

116 notas

Me vi en la terrible situación en la que sabía que tanto si me iba, como si me quedaba a su lado, de las dos formas sufriría; pero como toda persona enamorada decidí quedarme un ratito más a ver que pasaba. A ver si decidía amarme como yo esperaba o terminaba de destruirme.
Cartas a destiempo, Edimar HerCor

1 050 notas

Uno no avisa que se va cuando está preparando las maletas, y quien lo hace es porque quiere ser detenido. Una persona que de repente se calla y se sumerge en sus pensamientos, quien poco a poco deja de molestarse, deja de escribirte y de mirarte; una persona que no se siente amada es quien se va.
Uno no avisa cuando se va, simplemente se despide y no te da oportunidad de hablar. Simplemente se va.
Cartas a destiempo, Edimar HerCor

49 notas

Lo espero en soledad, fiel a una promesa que firmamos con los labios.
En las nubes, Edimar HerCor

104 notas

Cuando vio que me alejaba corrió detrás de mí y en un intento desesperado por retenerme, preguntó “¿qué quieres que haga?” Yo no dije nada, sólo me alejé, tal como él lo había hecho siempre. ¿Qué quería? ¡Él sabía perfectamente lo que yo quería! Quería sentirme amada, quería las canciones románticas, las rosas rojas, las llamadas inesperadas, las fotos, las cartas, la cursilería; quería que me demostrara que me amaba y no que sólo lo escribiera al despedirse de mí. ¿Por qué tendría que pedirle que lo hiciera? El amor cuando se siente se demuestra, se grita al mundo, se cultiva con pequeños detalles cada día. Yo no quería pedirle amor, jamás lo haría, y nadie debería tener que hacerlo.
Cartas a destiempo, Edimar HerCor

103 notas

Me dijo que su nombre no aparecía entre mis letras y
Aún dudaba ser mi inspiración.
No hay nada que dudar, amor, pues no hay ni siquiera
Un momento en que logre apartarte de mis pensamientos.
Eres tú, sólo tú aunque no estés. Te espero, te extraño. No
Lo olvides. No me olvides. Te quiero.
En las nubes, Edimar HerCor

Archivado en cartas a destiempo Edimar Hercor En las nubes somosletras