Cartas a destiempo

Bienvenido a mis pensamientos

918 notas

Y en este día es cuando realmente comienzan los 100 años de soledad de Gabriel García Márquez.
Descanse en paz Gabo, grande hoy y siempre.
1927 - 2014 (via raccoon-linyera)

30 notas

Ellos piensan que miento cuando digo que lo he superado, piensan que es fingida mi sonrisa, que sólo estoy aparentando. Creen que mi vida gira en torno a ellos, y se regodean de mi supuesto sufrimiento. Su aparente felicidad está basada en mis penas y siempre están ahí presentes, alimentándose de mi dolor, haciendo lo posible por prolongarlo, sin darse cuenta que todos sus intentos sólo me hacen abrir los ojos. Sin darse cuenta que gracias a la basura humana que son es que yo lo he superado. Ellos pueden hacer y decir todo lo que quieran; inventar y creerse sus propias mentiras, porque mi sonrisa no es fingida y hoy puedo asegurar que lo he superado.
Edimar HerCor

Archivado en cartas a destiempo Edimar Hercor somosletras

76 notas

Muchas veces lloré y grité preguntándole al cielo «¿por qué?», «¿por qué la vida es tan injusta?». Me preguntaba ¿qué había hecho yo para merecer eso? me había tocado vivir una vida en la que él cometía los errores y yo pagaba por ellos, sin darme cuenta que ahí estaba mi error. Él me hacía daño y yo seguía ahí aferrada, llamando «amor» a mi terquedad, perdonando errores y poniendo la otra mejilla; y aún así me preguntaba ¿por qué a mi? Entendí que mi vida sería así hasta que yo lo decidiera, que tenía que aprender. Tenía que llegar el día en que me golpeara en seco esa verdad que todos podían ver menos yo: la vida, el cielo y el destino, sólo me estaban haciendo un favor.
Cartas a destiempo, Edimar HerCor

Archivado en cartas a destiempo Edimar Hercor somosletras reflexión

33 notas

Hace cuatro años él salvó mi vida, creo que nunca me di cuenta de lo serio que eso fue, hasta el día de hoy.
Él solía contar la historia y decir: “imagínate si yo no hubiera estado ahí en ese momento ¿qué hubiera pasado?”, yo simplemente decía: “mi héroe”, pensando que si él no hubiera estado ahí, yo igual estaría aquí, estaría bien; pero hoy lo pensé muy seriamente, hoy que él ya no está a mi lado y muchas veces sentí esas ganas de morir ante su ausencia. Si él no hubiera estado ahí en uno de los momentos más aterradores de mi vida, probablemente habría dejado de respirar debido a esa fuerte impresión; probablemente no estaría aquí escribiendo sobre como me salvó la vida arriesgando la suya para sacarme de una casa que podría haber caído sobre nuestras cabezas en cualquier momento. Si, estoy hablando de un temblor, aún no decido si ese de 7.2 grados que sacudió a la ciudad hace cuatro años, o ese que sacudía a mi mente cada vez que empezaba a dudar sobre nuestra vida juntos. Sólo sé que él me salvó la vida, y me la quitó cuando se fue, para que aprendiera a salvarme yo sola.
Cartas a destiempo, Edimar HerCor

Archivado en cartas a destiempo Edimar Hercor somosletras temblor 4 de abril

25 notas

Quise describir su apariencia
aunque eso me hiciera ver molesta.
No es molestia, es admiración
por lo ciego que debes estar, corazón
pues después de haber vivido conmigo
esperaba algo más parecido
a una mujer y no a una mosca
lo digo por lo asquerosa, fea y gorda,
y así lo dijeron los conocidos, vaya, ¡hasta tus amigos!
¿Qué estuve haciendo estos años contigo?
cuando es bien sabido que buscas algo a tu nivel
que importa que yo te haya sido fiel.
Tú querías una basura
bueno, algo más a tu estatura.
El peor intento de poema del mundo, Edimar HerCor

Archivado en cartas a destiempo Edimar Hercor somosletras

115 notas

Me quede pensando en su largo cabello negro, en la semejanza que tiene a las olas rebeldes del mar, en el aroma a coco que desprende cuando juega con el viento, y en la forma en que roza sus senos hasta caer en su cintura. Me quede deseando ser ese cabello negro que besa sus labios cuando se apresura, ese que enmarca su hermoso rostro y recibe la delicada caricia de sus manos.
Me quede ahí admirando lo libre que es aún estando unido a usted, y lo que yo daría por tener esos privilegios al menos una vez.
 Calipso, Edimar (via cartas-a-destiempo)

93 notas

Y desde esta lejanía me atrevo a escribirle anónimamente, con la finalidad de que su alma no se marchite, que si bien usted ama a quien no llena de versos su mundo, sepa que este fiel admirador tiene el alma llena de poesía para usted.
Calipso, Edimar (via cartas-a-destiempo)